Grasa Visceral, silenciosa y mortal

Imagina por un momento que tienes visión de rayos X y puedes ver a través de la piel a las personas que te rodean. Podrías ver el corazón, la sangre circulando por las venas, las hebras de proteínas que componen los músculos, el estómago y todos los demás órganos del cuerpo. También podrías ver la terrible grasa visceral oculta entre los órganos, rodeándolos y cubriéndolos poco a poco. ¿Terrible, no? Seguir leyendo →