Print¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tu pérdida de peso se estanca?

Has avanzado mucho para alcanzar tus metas de pérdida de peso. Todo va bien hasta que tu progreso comienza a desacelerarse inesperadamente y termina deteniéndose por completo.

En lo que a ti respecta, todavía estás haciendo todo bien. Continúas apegándote a los cambios que has hecho para llevar una vida saludable y que te han ayudado a alcanzar tus objetivos, pero parece que ya nada funciona.

Tu balanza no se mueve en la dirección esperada. Este fenómeno frustrante se llama estancamiento de la pérdida de peso y la mayoría de las personas que intentan perder peso lo experimentarán en algún momento.

El estancamiento de la pérdida de peso no representa el final de tu progreso, solo es parte del proceso. No permitas que tu frustración por perder peso lentamente, obstaculice tu camino al éxito.

Este artículo te ayudará a entender lo que está sucediendo dentro de tu cuerpo cuando tu pérdida de peso se estanca y qué pasos puedes seguir para poner las cosas en marcha otra vez.

Cambia el Balance

Para entender lo que está sucediendo en tu cuerpo cuando tu pérdida de peso se estanca, necesitas pensar en términos de balance energético.

El balance energético se refiere a la energía, o calorías, que entran a tu cuerpo por medio de los alimentos y bebidas que consumes y la energía que tu cuerpo gasta para satisfacer tus necesidades básicas, apoyar tu actividad física y otras funciones. Esencialmente, es el equilibrio entre las calorías que entran y las calorías que salen.

Si la cantidad de energía que entra es igual a las necesidades energéticas de tu cuerpo, tu peso permanecerá estable. Si es mucho mayor que las necesidades de tu cuerpo por un periodo suficientemente largo de tiempo, subirás de peso. Sin embargo, si la energía que consumes es sistemáticamente menor que la energía que gastas, adelgazarás.

Si se toman en cuenta estos principios básicos del balance energético, una estrategia sensata de pérdida de peso es disminuir la cantidad de energía que consumimos al reducir las calorías y aumentar la cantidad de energía que gastamos añadiendo más ejercicio.

Nivelación: las causas del estancamiento

Pensar en el balance energético de tu cuerpo en términos de las calorías que entran y las calorías que salen es una idea importante, pero es solo una parte de todo el panorama. El factor más importante del balance energético de tu cuerpo es la cantidad de energía que gasta para satisfacer tus necesidades básicas. Es la energía necesaria para apoyar las funciones básicas de tus células, mantener la temperatura interna de tu cuerpo, entre otros.

Este componente del gasto de energía se llama tasa metabólica en reposo, y cambia durante la pérdida de peso, haciendo que el concepto de “energía que entra y energía que sale” varíe constantemente.

Así es como funciona: Para un determinado peso, necesitas una cierta cantidad de energía para mantener tu cuerpo en ese peso.

A medida que tu peso disminuye, también disminuye tu tasa metabólica en reposo. Mantener un cuerpo más pequeño requiere menos energía que un cuerpo más grande. Tu pérdida de peso se estancará cuando el efecto de los cambios que hayas hecho en tu dieta y estilo de vida sean iguales a las nuevas y más bajas necesidades energéticas de tu cuerpo, como una tasa metabólica en reposo más baja.

La balanza se detiene porque los cambios que te ayudaron a promover la pérdida de peso cuando tu cuerpo pesaba más, ya no son efectivos en tu nuevo y más ligero cuerpo.

Es hora de un cambio

Es fácil pensar que el estancamiento de la pérdida de peso es una barrera o un obstáculo, pero es más útil pensar que tu cuerpo te está indicando que es hora de un cambio. Si deseas seguir avanzando hacia tus metas de pérdida de peso, tendrás que modificar algunos aspectos de tu estrategia de pérdida de peso. Estos tres consejos pueden ayudarte a modificar eficazmente tu estrategia para apoyar un progreso constante.

  1. Mejora tu ejercicio

La nutrición es crítica para tener éxito en la pérdida de peso, pero la actividad física es igual de importante. Para sobrepasar el estancamiento de pérdida de peso, tendrás que combinar tus sesiones de ejercicio. Puede ser tan simple como probar una nueva clase en el gimnasio o agregar una rutina de ejercicios de mayor intensidad que tu rutina habitual. Agregar entrenamiento de resistencia a tu rutina por lo menos tres veces por semana puede ayudarte a lograr que la balanza se vuelva a mover.

Lee: Levanta pesas para perder los kilos rebeldes

  1. Cuenta las calorías

Para dejar atrás el estancamiento, es posible que necesites recortar algunos “extras” innecesarios que están aportando calorías a tus comidas y snacks. Sin embargo, simplemente puede que el reducir las calorías no sea una estrategia efectiva para ayudarte a alcanzar tus metas, especialmente si estás utilizando el Sistema de 30 días. Específicamente, las personas que son físicamente activas pueden beneficiarse de un aumento moderado de calorías para superar el estancamiento, sobre todo si las calorías adicionales se utilizan como energía para entrenamientos de mayor intensidad o maximizar la recuperación después del entrenamiento intenso.

  1. Aumenta la proteína

Aumentar la cantidad de proteína que consumes es uno de los mejores métodos para superar el estancamiento. Consumir una comida de alto contenido proteico impulsará tu metabolismo. Además, un incremento en el consumo de proteína te proporcionará el mejor apoyo para el desarrollo muscular. Una manera fácil de aumentar tu consumo proteico es reemplazar uno o ambos Batidos IsaLean® con un Batido IsaLean® PRO. También puedes agregar una cucharada de IsaPro® en tu batido regular para aumentar la cantidad de proteína.

Lee: Para impulsar la pérdida de peso, combina una dieta alta en proteína con un entrenamiento de alta intensidad

Con Isagenix, tienes una gama de opciones nutricionales que te ofrecen el mejor apoyo mientras trabajas hacia tus metas de pérdida de peso. Además de adaptar tu estrategia de nutrición, cambiar tus entrenamientos con mayor intensidad y ejercicios de resistencia, puede ayudarte a lograr que la balanza se vuelva a mover. Experimentar un estancamiento de la pérdida de peso puede ser frustrante, pero de ninguna manera es un obstáculo para el éxito. Más bien, es una señal de que estás listo para avanzar al siguiente nivel.

Referencia

Hall KD, Sacks G, Chandramohan D, Chow CC, Wang YC, Gortmaker SL, Swinburn BA. Quantification of the effect of energy imbalance on bodyweight. Lancet. 2011 Aug 27;378(9793):826-37. doi: 10.1016/S0140-6736(11)60812-X.