De la idea al producto

2018-03-12T14:57:04+00:00 agosto 2nd, 2013|Preguntas Frecuentes|

Detrás de cualquier gran compañía de salud y bienestar tiene que haber grandes productos. Y detrás de estos grandes productos tiene que haber un equipo de expertos visionarios perfectamente informados, capacitados y a la vanguardia. Isagenix no  es la excepción, pues nuestro Departamento de Ciencia, Tecnología, Regulación y Calidad, CTRC,  trabaja incansablemente para desarrollar fórmulas que permitan crear productos de máxima calidad, comenzando desde los ingredientes.Nuestro proceso de desarrollo de productos incluye diversas etapas de pruebas científicas y una rigurosa atención a los detalles para crear productos de máxima calidad (1, 2). Este proceso requiere de la colaboración constante entre múltiples disciplinas científicas y un compromiso unificado con la calidad y el objetivo de proporcionar a los Asociados de Isagenix productos que ofrezcan resultados reales.

Este complejo proceso de desarrollo y lanzamiento de nuevos productos se divide en cuatro fases:

1. Descubrimiento: Algunas empresas lanzan un producto nuevo sólo después de la comercialización de productos similares en el mercado, incluso si eso significa rechazar la eficacia científica o eludir las medidas que garanticen seguridad. En Isagenix, la fase de descubrimiento es el proceso de innovación, es más que un simple examen de las tendencias  comerciales. Antes de que un producto se formule pasan cientos de horas de investigación sobre los componentes, la dosis, la eficacia y la seguridad. Los científicos del CTRC no escatiman recursos para identificar cómo diversos ingredientes trabajan sinérgicamente en un nuevo producto para brindar beneficios específicos los consumidores.

2. Viabilidad: La viabilidad de un producto se determina mediante la evaluación de la existencia de una cadena de suministro sostenible, ensayos de preferencia de los consumidores,  del  mercado y culturales. Isagenix desarrolla productos asegurándose que son adecuados para las personas con restricciones dietéticas específicas (por ejemplo, sin gluten) y para aquellos con preferencias culturales (por ejemplo, Kosher*). Además, buscamos los más altos estándares de embalaje para apoyar la sostenibilidad.

3. Desarrollo: Para el desarrollo de un producto, Isagenix invierte muchos recursos en la realización de pruebas analíticas y sensoriales de las materias primas y productos terminados para asegurar que cumplan con las normas de calidad, seguridad y eficacia. Además, Isagenix hace de la investigación clínica una prioridad y se asocia con universidades de renombre para diseñar y llevar a cabo estudios de evaluación de los productos y sistemas de Isagenix. Debido a este proceso, Isagenix puede decir con orgullo que nuestros productos tienen calidad absoluta.

4. Comercialización: Los productos deben cumplir con las regulaciones gubernamentales previstas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) o entidades sanitarias correspondientes en cada uno de los países donde se tiene  presencia. Al ser una empresa internacional, nuestros productos también deben cumplir las políticas y normas de todo el mundo, lo cual implica satisfacer estrictos requisitos en materia de permisos, etiquetado, indicaciones, etc. Mientras que algunas compañías pueden ver esto como un inconveniente, Isagenix lo ve como un sistema fiable de control y equilibrio para garantizar la producción de productos de alta calidad.

Después de conocer nuestro proceso de producción, puedes estar seguro que la cremosa malteada de IsaLean® Shake que disfrutas cada mañana fue elaborada cuidadosamente por un equipo de profesionales altamente calificados después de cientos de horas de investigación y pruebas para asegurar que el producto sea eficaz.

Print

Referencias
1.  Ulrich, et al. Product Design and Development, 3rd Edition, McGraw-Hill, New York, 2004.
2.  Kim et al. Sources and assessment of complexity in NPD projects. R&D Management, 2007:33(1):16-30.