Print¿Cuánta agua debes tomar en los Días de Limpieza?

El agua es esencial para la vida. Forma parte de alrededor del 70% de nuestro cuerpo e influye en nuestra salud general. Beber la cantidad correcta de agua es de suma importancia para todas las funciones esenciales del cuerpo, especialmente la desintoxicación. Así que, ¿cómo puedes saber si te has hidratado correctamente?, especialmente en un día de limpieza.

En este artículo, daremos respuesta a tres de las preguntas más frecuentes acerca de la ingesta de agua, junto con otras preguntas generales relativas a la hidratación en los días de limpieza.

1. ¿Cuánta agua necesito?

La respuesta a esta pregunta es un poco complicada. La cantidad de agua que necesitas para mantenerte bien hidratado depende de muchos factores como el clima, de tu nivel de actividad que varía día adía.

Por ejemplo, tus necesidades de agua son diferentes cuando estás en un ambiente caliente, frío, húmedo o seco. Al ejercitarte, tu cuerpo necesita mucho más agua que en los días de menor actividad.

Debido a que la necesidad de agua de una persona puede cambiar de un día a otro, no existe un estándar de consumo diario. Sin embargo, hay ciertos lineamientos que puedes seguir. El instituto de medicina recomienda consumir entre 2.7 litros (11 vasos) y 3.7 litros (16 vasos) de agua en total para satisfacer las necesidades de hidratación de la mayoría de las personas adultas saludables (agua total se refiere a la que se obtiene de la comida y la bebida). Un vaso equivale a 8 onzas de agua. Como el cuerpo no puede retener el exceso de agua, tomar agua en abundancia y de un solo golpe no es una estrategia eficaz. La buena hidratación implica distribuir tu ingesta de agua de manera uniforme durante el día.

Si bien las bebidas satisfacen la mayoría de las necesidades de agua de tu cuerpo, la humedad de las comidas también contribuye a la hidratación en general. Tu cuerpo utiliza el agua que contiene un tazón de sopa caliente, una taza de café o una pera madura y jugosa, y de la misma manera cuando tomas un vaso de agua para mantenerte hidratado.

Los días de limpieza también hacen aumentar la cantidad de agua necesaria para mantenerte hidratado. Dado que los Días de Limpieza implican abstenerse de comer, deberás satisfacer todas las necesidades de líquido en tu cuerpo principalmente a través de Cleanse for Life® junto con bebidas sin contenido de calorías como café negro, té y, por supuesto, agua.

Para algunas personas es difícil recordar que deben tomar suficientes cantidades de agua en los días de Limpieza, porque esos días implican romper con la rutina normal. También se podría beber demasiada agua, lo cual puede tener efectos negativos para la salud (lee la pregunta número tres más adelante). Debido a que los Días de Limpieza son diferentes a tu rutina normal, tienes que establecer una meta de cuánta agua debes tomar en un día de limpieza, o bien, poner un recordatorio en tu teléfono. Aunque estas ideas pueden ser herramientas útiles que te ayuden a conseguir tus metas, la mejor manera de saber si estás tomando la cantidad correcta de agua consiste simplemente en observar.

2. ¿Cómo puedo saber si estoy tomando suficiente agua?

Si bien quizás nunca hayas pensado en esto, la mejor manera de saber si estás tomando suficiente agua es poner atención cuando vas al baño. La herramienta principal de tu cuerpo para mantener un equilibrio de agua es vigilar qué tan concentrada o diluida está tu orina. Al tener demasiada agua, tu cuerpo eliminará el exceso con orina diluida y visitas adicionales al baño. Si está deshidratado, tu cuerpo conservará el agua produciendo orina muy concentrada y menos visitas al baño.

El color de tu orina es una de las formas más precisas para medir tu nivel de hidratación. Idealmente, la orina debe tener un color amarillo pálido. Si tu orina es completamente transparente, sin color alguno, estás tomando demasiada agua.

Si el color de tu orina es amarillo oscuro, eso indica falta de hidratación. Sin embargo, ten en cuenta que hay algunos factores que pueden hacer que el aspecto de la orina sea más oscuro aunque estés bien hidratado, como ciertos medicamentos y alimentos. Por ejemplo, las vitaminas como la riboflavina pueden hacer que la orina tenga un aspecto amarillo brillante.

Además del color, la frecuencia de tus visitas al baño puede ser una forma de medir qué tan hidratado estás. Deberías ir al baño cada cuatro o seis horas durante el día. Si vas con menos frecuencia, comouna vez cada seis horas, debes tomar más agua. Uno de los beneficios de usar este método es que puedes revisar tu nivel de hidratación varias veces al día para darte cuenta si no estás tomando suficiente agua, si estás tomando demasiada, o si estás tomando la cantidad correcta.

3. ¿Es posible tomar demasiada agua?

Aunque es improbable, es ciertamente posible beber demasiada agua. En casos extremos, puede tener como resultado problemas de salud graves. Beber agua en exceso en períodos cortos de tiempo puede producir un desequilibrio entre el agua y los niveles de electrolitos.

El término técnico de esta condición es hiponatremia por dilución, y se produce cuando el nivel de sodio en la sangre es bajo debido al exceso de agua. No es común que una persona saludable tenga niveles bajos de sodio por un exceso de agua, porque la cantidad de agua necesaria para ocasionar este problema le daría a la mayoría de las personas un dolor estomacal intenso.

Asimismo, es importante saber que no existe ningún beneficio en obligarte a tomar demasiada agua. Beber por la fuerza demasiada agua puede ser perjudicial.

Sólo la cantidad correcta

La mayoría de las personas no deberían tener problemas para satisfacer sus necesidades si siguen la pauta de ocho vasos de agua diariamente, además de su consumo habitual de alimentos y bebidas. Otra pauta que algunas personas han seguido es beber una cantidad que represente la mitad de su peso en onzas. Dependiendo de una variedad de factores, algunas personas necesitan más agua diariamente, mientras que otras la están bien con menos agua.

Mantenerte bien hidratado es una de las formas más fáciles y eficaces de tener una buena salud en general. Asegurarte de beber la cantidad correcta de agua, tanto en días de limpieza como en días normales, ayudando a mantener los sistemas de desintoxicación de tu cuerpo funcionando al máximo.

No beber agua suficiente, en especial durante los días de limpieza, puede ser un problema para muchas personas. Sin embargo, al igual que con cualquier otro nutriente, lo bueno en exceso se puede volver malo. Al poner atención en las señales de tu cuerpo, puedes darte cuenta de cuál es la mejor decisión para tu salud.

Referencia

Panel on Dietary Reference Intakes for Electrolytes and Water, Institute of Medicine (U.S.). DRI, Dietary Reference Intakes for Water, Potassium, Sodium, Chloride, and Sulfate. Washington, D.C: National Academies Press; 2005.