PrintCómo crear mejores bocadillos para los días de batido

Isagenix ofrece deliciosas alternativas de bocadillos y minicomidas como Slim Cakes®Whey Thins™, o Fiber Snacks™, que son ideales para los días de batido. Cuando eliges los bocadillos de Isagenix, sabes que estás recibiendo una nutrición equilibrada y una porción del tamaño adecuado.

Sin embargo, entendemos que puedes querer cambiar un poco y comenzar a crear otros bocadillos saludables en la cocina para mantenerte energizado entre comidas, en los días de batido. Esto conduce a una pregunta importante: ¿Cómo debes crear en casa tus propios bocadillos para los días de batido?

Todo lo que necesitas para tener éxito es seguir estos cuatro consejos.

1)      Llénate con fibra.

La base de tu bocadillo debe ser un alimento que proporcione una buena fuente de fibra alimenticia. Elegir alimentos ricos en fibra te ayuda a sentirte más satisfecho con menos calorías. Comer frutas y verduras entre comidas es lógico porque estos alimentos son, por lo general, bajos en calorías y son una buena fuente de fibra y otros nutrientes. Otras excelentes opciones incluyen las galletas o rebanadas de pan pita integral.

2)      Agrega proteína, grasas buenas o ambos.

Combinar una fuente de fibra con proteína y un poco de grasas buenas es la mejor receta para un bocadillo satisfactorio. La proteína y la fibra son los dos elementos que te ayudan a sentirte más satisfecho después de una comida o merienda, y agregar una pequeña cantidad de grasa ayuda a que la digestión sea más lenta y proporciona una fuente de energía más gradual y constante. Algunas buenas alternativas de alimentos proteicos podrían ser un huevo duro, un cuarto de taza de queso cottage o un puñado de almendras. Los alimentos preparados con frijoles o chícharos, como el hummus, ofrecen proteína y fibra juntas, en un solo paquete.

3)      Elige un bocadillo del tamaño correcto.

Uno de los factores más importantes al crear un mejor bocadillo para los días de batido es planear un tamaño de porción que te mantendrá dentro de tu rango objetivo de calorías. Para algunas personas, un bocadillo de 100 calorías es perfecto. Un bocadillo de 200 calorías podría ser una opción mejor para las personas que son más activas, o para los días en los que has planeado un entrenamiento más intenso.

4)      Planea con anticipación.

Una de las claves de los bocadillos saludables es planear con anticipación. El mejor momento para preparar los bocadillos es cuando no tienes hambre. De esta manera, podrás elegir tus bocadillos sin que tu estómago nuble tu buen juicio. Por ejemplo, puede que prefieras preparar tus bocadillos por la noche para estar listo para el día siguiente, o puede ser mejor para ti planificar con anticipación la semana entera.

Preparándolo todo.

Si  quieres poner en práctica estos consejos para bocadillos en los días de batidos, aquí tienes algunas ideas que te inspirarán. Esta lista de bocadillos de 100 y 200 calorías mezcla  frutas, vegetales o alimentos integrales con una fuente de proteínas y un poco de grasa para que el bocadillo sea sabroso.

Bocadillos de 100 calorías

  • Una taza de vegetales frescos y crujientes con dos cucharadas de hummus
  • Diez espárragos asados con un chorrito de limón, además un huevo duro
  • Dos tallos de apio y una cucharada de mantequilla de maní
  • Dos galletas integrales con dos cucharaditas de queso crema con hierbas aromáticas y seis tomates cherry
  • Quince frambuesas con media taza de yogur griego natural descremado
  • Una taza de fresas y siete nueces de la India enteras
  • Una taza de melón en cubos y dos rebanadas de jamón

Bocadillos de 200 calorías

  • Una manzana grande y un paquete de queso de hebra
  • Seis albaricoques secos y dos cucharadas de semillas de girasol sin cáscara
  • Un plátano mediano y una cucharada de mantequilla de almendras
  • La mitad de un pan pita integral con una taza de pepino en rodajas y dos cucharadas de queso feta desmenuzado
  • Diez uvas y diez mitades de nueces
  • Dos tazas de palomitas de maíz hechas con aire caliente espolvoreadas con chile en polvo, además de tres cucharadas de semillas de calabaza
  • Una cuarto de taza de fruta seca y 10 almendras

En los días de batido, los bocadillos te pueden ayudar a controlar tu apetito y tus antojos, pero solo si eliges sabiamente. Cuando sientes hambre entre comidas, estar preparado con el bocadillo correcto puede marcar la diferencia entre, dejar que el hambre excesiva te haga comer de más alimentos poco saludables, y seguir comprometido con tus metas de salud y pérdida de peso.